Ideas útiles para una presentación efectiva

Cómo prepara tu presentación efectiva

Ordena las ideas principales que quieras presentar

Haz un esquema o un mapa conceptual antes de comenzar a diseñar tu presentación.

Organiza tu presentación de forma clara y simple

Comienza y acaba con ideas emocionales dejando los datos técnicos o más formales en el centro de tu presentación. ¡Recuerda una diapositiva una idea!

¡Práctica, práctica y más práctica!

Practica una y otra vez tu presentación de pie, observa el tono de tu voz y tu movimiento corporal. ¿Qué emociones estás transmitiendo? ¿Tienes una actitud monótona o entusiasta? ¿Se adapta lo que expresas a la emoción que quieres transmitir? Recuerda, la información se transmite con emoción.

Sugerencias para el día de tu gran presentación

Respira

Antes de comenzar a hablar conecta contigo mismo. Haz un par de respiraciones profundas cogiendo el aire de forma abdominal y piensa en algo que te haga sonreír. ¡A todos nos sienta bien sonreír!

Preséntate, cuenta algo de ti que tu audiencia no conozca

Una frase que te inspire, una breve idea o una pequeña historia que destaque en tu currículum puede romper el hielo y conseguir la atención de tu público.

Pregunta a tu audiencia mirándoles a la cara

¿Qué opinan sobre la idea que les estás contando? Hazlos partícipes de tu discurso, a todos nos gusta sentirnos incluidos en la sala.

Crea micro espacios de silencio cuando observes que tu discurso se está acelerando

Respira y reconecta con tu cuerpo. El silencio también es un espacio que contiene información.

Agradece el tiempo, el espacio y la oportunidad de exponer tus ideas a tu audiencia

¡Gracias por tu tiempo y suerte en tu próxima presentación!